El gigante farmacéutico AstraZeneca reconoció nuevas dificultades de producción de vacunas en Europa e indicó que tendrá que recurrir a fábricas en el extranjero para cumplir con las entregas de dosis a la Unión Europea en el segundo semestre.

AstraZeneca “está trabajando para aumentar la productividad de su cadena de suministro en la UE”, y utilizará “su capacidad global para garantizar la entrega de 180 millones de dosis a la UE en la segunda mitad del año”, dijo el martes por la noche a la AFP un portavoz del grupo británico-sueco.

“Se espera que aproximadamente la mitad del volumen previsto proceda de la cadena de suministro en la UE”, y el resto provendrá de la red internacional de la empresa, precisó el portavoz. Fuente: El Universo.