El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Guayaquil divulgó una serie de resoluciones que se aplicarán en la urbe con la finalidad de prevenir un repunte de contagios de COVID-19 durante el próximo feriado de Carnaval.

La mesa cantonal, presidida por Gustavo Zúñiga, resolvió regular la comercialización de bebidas alcohólicas del 11 al 16 de febrero, de 06:00 a 18:00. No obstante, el consumo de licor sigue prohibido en espacios públicos, incluyendo autos estacionados y en circulación, así como en los exteriores de domicilios.

Entre las resoluciones consta la prohibición de instalar piscinas desmontables en el área pública. En predios privados su uso será de carácter unifamiliar, mientras que en urbanizaciones se limitará a cuatro grupos familiares bajo control de la administración del conjunto residencial y con la desinfección periódica pertinente.

Además, los desfiles, concursos, bingos y espectáculos masivos que ocupen espacios públicos no se autorizarán hasta el próximo 28 de febrero.

En el uso de canchas públicas, privadas y en urbanizaciones se aplicará el protocolo de bioseguridad de la Secretaría del Deporte y su utilización será sin público presente. En esos lugares también está prohibido el consumo de bebidas de moderación.

En torno al comercio, las disposiciones del 3 y 4 de enero pasado se extienden hasta el 28 de febrero. Es decir, las reuniones de negocios, convenciones y expendio de alimentos en hoteles, locales y salones de eventos serán al 30% del aforo y hasta las 23:59. En estos espacios no estarán permitidas las fiestas, resaltó el COE local. Fuente: El Universo.