La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) dispuso este martes que todos los establecimientos farmacéuticos en Ecuador deben solicitar la receta médica a sus clientes para la venta de medicamentos que contienen ivermectina.

Esta medida se toma ante la alta promoción y demanda de medicamentos que contienen ivermectina en el país, como supuesto tratamiento para prevenir o curar el COVID-19, y tras recoger las conclusiones de la Sociedad Ecuatoriana de Farmacología (SEF) y el Consenso Multidisciplinario de Tratamiento de la COVID-19.

Las conclusiones determinaron que no existe evidencia suficiente a favor o en contra del uso de ivermectina para el tratamiento del coronavirus SARS-CoV-2. No se recomienda su uso en ninguna fase de la enfermedad.

La Arcsa aseguró que reforzará inspecciones en farmacias y botiquines de todo el país para verificar la aplicación de esta medida, cuyo incumplimiento acarreará sanciones como clausuras o multas económicas establecidas en la Ley Orgánica de Salud. Fuente: El Universo.