Los contagios de COVID-19 crecen rápidamente. Solo en Quito la cifra subió de 163 casos diarios, del 4 de diciembre al 4 de enero, a 410 por día, hasta el 10 de febrero, según las cifras del Ministerio de Salud. Esto representa un aumento del 17% de nuevos casos.

Dentro de las parroquias más afectadas en el último mes se encuentran las de las zonas rurales. Entre ellas San José de Minas, Atahualpa, Zámbiza, Checa, Nanegalito y Tababela.

En San José de Minas, ubicada a 80 kilómetros de Quito, los casos aumentaron de 50 a 73. Esto representa un aumento del 46%. Tarciso López, presidente del GAD parroquial, califica este dato como “falso” y asegura que trabajan en conjunto con las instituciones de salud y Policía Nacional. Esta parroquia cuenta con poco más de 14.000 habitantes y López asegura que todos están sanos y los casos positivos son aislados.

Tarciso López indica que en su comunidad se ofrecen platos típicos y atractivos turísticos con todas las medidas de bioseguridad para recibir a los visitantes. Asegura que la próxima semana se realizarán 250 pruebas rápidas de COVID-19 para obtener datos más acertados. A finales de enero, dice, una brigada del Municipio de Quito visitó la comunidad, pero solo diez personas se acercaron a realizarse la prueba PCR. De estas, cinco resultaron positivas, aunque según el presidente del GAD parroquial: “Lo que me costó más fue dar de comer a los doce médicos que vinieron”. Fuente: El Universo.