1 de febrero, 2021

Facilitar que los ecuatorianos residentes en el exterior puedan acudir a las urnas en medio de las restricciones sanitarias por la pandemia, la no impresión de las papeletas para elegir los parlamentarios andinos y ajustar el funcionamiento del Sistema Informático de Escrutinio y Resultados (SIER) son las actividades que el Consejo Nacional Electoral (CNE) debe resolver en la recta final de la organización de la jornada electoral que se efectuará este domingo 7 de febrero.

El 12 de marzo de 2020, el Consejo se declaró en periodo electoral, y en los últimos once meses que lleva la organización de los comicios, el trabajo de los cinco consejeros ha estado marcado por tropiezos políticos internos, presupuestarios, logísticos, a los que se sumó la pandemia.

De estos factores lograron subsanar por la coyuntura en la que están inmersos: la división interna.

El consejero José Cabrera reconoció que los cinco dialogaron sobre la situación nacional, la importancia de la institucionalidad y la estabilidad democrática.

El litigio que mantiene el movimiento político Justicia Social en contra de sus decisiones había sido una de las atenuantes.Tras una sentencia del Tribunal Contencioso Electoral (TCE) a favor del movimiento, que obligó al Consejo a implementar medidas de reparación integral para que puedan inscribir candidatos fuera del plazo que se fijó en el calendario, los presionó a tomar una postura para evitar dilaciones en el proceso electoral. Fuente: El Universo.