Una nueva entidad denominada Unidad de Gestión y Regularización, adscrita a la Función Ejecutiva, será la sucesora de una serie de otras entidades (AGD, Ugedep, la Subgerencia de Políticas Legales y Activos del Banco Central del Ecuador) que se han encargado del problema del cierre de la crisis financiera de 1999. Así lo establece la Ley de Defensa de la Dolarización, que será reenviada (luego de que está fuera devuelta) en estos días por parte del Ejecutivo a la Asamblea Nacional, con carácter de urgente.

La Ley que hace una serie de reformas al BCE para procurar su independencia también trae un extenso capítulo sobre el manejo de la banca cerrada. Así se establece que la Dirección Nacional de Consolidación y Regularización del Banco Central, que lleva adelante diversas tareas relacionadas con la banca cerrada por la crisis financiera del 1999, se convertirá en la nueva Unidad de Gestión y Regularización. Esta Unidad contará con autonomía operativa, jurisdicción coactiva y personería jurídica. Fuente: El Universo.