Ante la preocupación general por el retraso de la vacunación, el mandatario dijo que todo se debe al retraso de las farmacéuticas.
Moreno comentó que se ha hecho contacto con todos los productores de vacunas y por cuestiones “que no vienen al caso” no se cumplió con el cronograma de entrega establecido previamente, pero anunció que entre esta tarde y el miércoles habrán más noticias que las dará el ministro de Salud.
Se nos rompió un poco el plan (de vacunación), porque uno planifica en función del ofrecimiento de la entrega de vacunas, pero… entiendo que eso se va a normalizar en las próximas semanas”, dijo Moreno.
Añadió que otros países también han tenido el mismo problema, pero que esta semana llegarán 17.500 dosis de vacuna.
Respecto a la vacuna rusa dice que están en negociaciones, pero que no pasa aún los pasos necesarios internos -Arcsa- y en otros países de primera línea como Estados Unidos. Esto, aunque en otros países ya se usan y hay estudios internacionales que confirman su eficacia.
El presidente también hablo sobre la posibilidad de que municipios y empresas privadas que cumplan los requisitos legales y de bioseguridad puedan tratar de comprar vacunas contra el COVID-19, y dijo que esto se analizará porque no tiene ningún problema, pero aclaró que la vacunación deberá ser gratuita para que no haya falta de equidad, como recomiendan organismos internacionales. Fuente: El Universo.