Las reservas probadas, probables y posibles de petróleo del Ecuador se agotarán en menos de una década. Varios informes y análisis petroleros, dependiendo del año de partida, así como del factor de recobro, tienen cálculos similares. En todos alertan de lo finito de dichas reservas, sobre todo si no existiera la inversión y tecnología necesaria para hacer una mejor recuperación.

En el último informe de Petroecuador sobre las reservas petroleras de 2019 se indica que las reservas probadas llegan a 1.303 millones de barriles; las probables son de 276 millones de barriles y las posibles ascienden a 660 millones. Así, las reservas totales llegarían a 2.239 millones de barriles en 2019. En cambio para diciembre de 2020, esas reservas ya se habían reducido a 1.887 millones de barriles, según datos exhibidos por la Coalición Petrolera.

Con base en estos datos, Fernando Santos, asesor del ministro de Energía, dice que si se toma en cuenta que la producción anual llega a casi 200 millones, habría reservas para 9 años. “El petróleo fácil se terminará”, pero la buena noticia es que existen recursos altos en la Amazonía, que se los puede explotar con inversión y tecnología. Fuente: El Universo.