29 de enero, 2021.

Los restaurantes de Nueva York podrán volver a abrir sus comedores con una capacidad reducida del 25 % del total a partir del día de San Valentín (14 de febrero) después de que el índice de positividad de covid-19 en la ciudad haya bajado del 5 %, anunció este viernes el gobernador, Andrew Cuomo.

“Tras las fiestas el repunte (de contagios) ha bajado hasta el 4,9 % y todos los modelos proyectan que este número seguirá bajando”, apuntó el gobernador.

El pasado noviembre, Cuomo prohibió el consumo en el interior de los bares y los restaurantes, después de que la tasa de positividad superara el 5 % y tras varios meses en los que estos establecimientos habían podido operar en sus interiores con una capacidad del 25 % de la habitual.